Theme Layout

Boxed or Wide or Framed

Theme Translation

Display Featured Slider

Featured Slider Styles

[Boxedwidth]

Display Grid Slider

Grid Slider Styles

Display Trending Posts

Display Author Bio

Display Instagram Footer

Dark or Light Style

Con la tecnología de Blogger.

Top Menu

Stay Connected

Viral

Popular Posts

LAS CARBONERAS DE LU, ENTRE CEPAS Y FOGONES

LAS CARBONERAS DE LU, ENTRE CEPAS Y FOGONES



Lourdes Poveda sintió un pálpito cuando descubrió el local perfecto para abrir su restaurante, un espacio que habían sido unas antiguas carboneras del año 1902 con dos plantas y bóvedas de ladrillo visto en el corazón del Barrio Salamanca, para acoger en la planta de calle una espectacular vinoteca capitaneada por su marido, Carlos Romero, gran amante de la enología y sumiller titulado como demuestran sus más de 200 referencias nacionales e internacionales (entre ellas destaca su colección de 40 vinos de Madrid), y un acogedor y elegante comedor en las carboneras totalmente restauradas del piso de abajo.
Así nace Las Carboneras de Lu, el restaurante y vinoteca  que reflejan la pasión del matrimonio por la buena gastronomía; tanto es así que Lourdes, tras más de 20 años dedicada a su trabajo en varias multinacionales, decidió hacer de su sueño por la cocina una realidad: se ha formado en la prestigiosa escuela Le Cordon Bleu de Madrid, especializándose en esa cocina francesa cuyo toque se aprecia en la mayoría de sus platos, y curtiéndose en restaurantes de la talla de Horcher y Alabaster, de los que se empapó de su exigente servicio de sala.
En Las Carboneras de Lu encontrarás una carta muy cuidada, muy pensada y muy trabajada para hacer destacar los mejores productos de la Comunidad de Madrid, elaborados con una base tradicional y esos guiños a los fogones franceses que Lourdes atesora en su formación. Nos propone como entrantes la flor de calabacín en tempura rellena de brandada  de bacalao, las colmenillas con salsa de boletus, trufa y foie, los callos a la madrileña con garbanzos o la trilogía de patés caseros. Entre los platos principales ya es todo un clásico el cochinillo ibérico a baja temperatura, el tournedó Rossini de ternera o los langostinos tigre al curry con tres arroces.

El apartado dulce de la carta redondea una muy buena experiencia con postres caseros como la torrija de panettone o la tarta de tres quesos. Como no podía ser de otra manera, la carta de vinos se ha cuidado y seleccionado con mimo incluyendo las referencias de la tienda y destilados premium, además de una gran variedad de tés de la exclusiva firma Harney & Sons.
Quiero destacar y poner en valor el exquisito servicio de sala de Las Carboneras de Lu, fiel reflejo de la formación de la propietaria, con esa sutil elegancia y buen hacer que sólo se adquiere en la vieja escuela y que a veces tanto se echa de menos. Muy cuidada la cristalería y emplatados individuales en vajilla con piezas de Vista Alegre, Villeroy & Boch, Becara y Limoges.
Multitud de alusiones al mundo de la enología impregnan la decoración del espacio. En la vinoteca aparecen expuestas las más de 200 referencias escogidas personalmente por Lourdes y Carlos, huyendo de lo habitual y apostando por producciones limitadas, etiquetas muy exclusivas y vinos poco conocidos, poniendo de relieve la singularidad de los vinos de la D.O.Madrid. Se organizan catas alrededor de una gran mesa construida sobre un antiguo carro de especias tailandés y decorada con botellas y cortezas de roble.
Dos cepas originales del viñedo de Luis Cañas franquean las escaleras que dan acceso al comedor arropado por el ladrillo visto y los techos abovedados originales del siglo XIX, decorado con una línea sencilla y moderna en la que destaca la cuidada iluminación a base de lámparas de diseño que aportan calidez e intimidad y un mural de copas pintadas a mano preside uno de los rincones aludiendo de nuevo al universo vinícola.


Leer más
Mónica Gutiérrez-Aller G.
0 Comentarios

Quizás esto te guste

LA NUEVA APP DE LA GUÍA REPSOL REVOLUCIONA LOS VIAJES POR CARRETERA

LA NUEVA APP DE LA GUÍA REPSOL REVOLUCIONA LOS VIAJES POR CARRETERA





La exitosa Guía Repsol ha presentado ayer en Dspot Studio de la mano de su directora María Ritter y del chef Diego Guerrero (uno de los 3 Soles Repsol 2018) la primera APP del mercado que permite planificar íntegramente tus viajes en todas sus fases, desde la búsqueda de inspiración e ideas hasta la reserva de una noche de hotel o una mesa de restaurante en la ciudad de destino. Pensada para viajeros inquietos que valoran la información de primera mano,  tiene la ventaja de adelantarse a nuestras necesidades y responde a nuestros gustos durante el viaje. Te descubre lugares que no te esperas, como ese hotel escondido en el bosque, la mesa al borde del mar o un mirador colgado entre las nubes. 
Intuitiva, ágil e innovadora, pensada para todo tipo de perfiles tecnológicos, los expertos en digitalización de Repsol han desarrollado una herramienta de última generación que supone una revolución dentro del sector de turismo y viajes, ya que introduce la posibilidad de organizar tus escapadas junto a amigos o familiares, decidir juntos cada detalle del viaje o votar el plan que más nos guste para disfrutar del trayecto.

“La nueva app de Guía Repsol, que es de uso gratuito, está concebida para los nuevos viajeros del siglo XXI, que buscan emociones y experiencias que no siempre aparecen en las guías convencionales. La aplicación ofrece la posibilidad de guardar toda la información relativa al viaje en tu perfil personal, de modo que los lugares de interés que descubres por el camino queden registrados y geolocalizados por si quieres volver a visitarlos más adelante o recomendarlo a tus conocidos. Poco a poco irás creando tu propia bitácora de viajes, enriquecida con recuerdos y consejos útiles. Además, el viajero podrá hablar con la aplicación a través de un chatbot para que le de las mejores recomendaciones gastronómicas durante su viaje–comenta María Ritter, directora de Guía Repsol-“.

La nueva APP de la Guía Repsol brinda toda la información de los restaurantes merecedores de los Soles Repsol, dónde comen sus cocineros y sus recomendaciones. Además incorpora la posibilidad de reservar, tanto en muchos de los restaurantes galardonados con Soles Repsol como en otros que dan respuesta a viajeros que buscan restaurantes de proximidad. Sin necesidad de salir de la aplicación, podrás realizar todas las reservas que sean necesarias e integrarlas en tu plan de viaje.

Con esta APP Repsol quiere que disfrutemos de la carretera y vivamos experiencias únicas. Así que yo ya estoy planeando mi próximo destino gastronómico…. ¿te apuntas?


Leer más
Mónica Gutiérrez-Aller G.
0 Comentarios

Quizás esto te guste

BARRENOLA, SABORES VASCOS EN LA SIERRA MADRILEÑA

BARRENOLA, SABORES VASCOS EN LA SIERRA MADRILEÑA



Barrenola es el proyecto gastronómico del empresario Francisco Larrea, que rememora con este restaurante el caserío vasco de sus abuelos (de donde toma su  nombre) y sus veranos en tierras guipuzcoanas. En el  corazón de la sierra madrileña, las tradiciones culinarias del País Vasco están muy bien representadas en Moralzarzal a través de Barrenola, con ese toque de autor que consigue darle el chef Yago Márquez, el hacedor de los olores y sabores vascos en la Sierra de Guadarrama.
Con una arquitectura claramente inspirada en los antiguos caseríos vascos, Barrenola nos ofrece nada menos que cinco estancias diferenciadas: el bistrobar, la sala del restaurante, dos terrazas y un reservado. El piso superior de este moderno caserío alberga un comedor diáfano y luminoso, con amplios ventanales y vistas a la sierra y a la Bola del Mundo en el que el tiempo se detiene y sólo hay que dedicarse a comer disfrutando.
Y para ello, Yago Márquez aplica su profesión y experiencia en Francia (estudió cocina en la escuela de Paul Bocuse y trabajó en varios restaurantes Estrella Michelín en París), así como su trabajo junto a Martín Berasategui en Lasarte y en el restaurante que éste abrió en Shangai, para elaborar recetas clásicas de cocciones largas, con un producto seleccionado traído desde Euskadi en muchos casos, y técnicas ancestrales como la parrilla, con sutiles matices de autor que redondean el plato.
Sugerentes propuestas para empezar, como las croquetas cremosas, parrillada de pulpo con parmentier de patata, mayonesa de ajo blanco asado y aceite aromatizado de pimentón o coca crujiente de tomate con anchoas. Entre los pescados, el lomo alto de bacalao “Club Ranero” con pil pil y pisto, el gratín de txangurro a la donostiarra o merluza en salsa verde con berberechos y verduras son algunas de sus propuestas. Los más carnívoros pueden disfrutar de una chuleta braseada con pimientos del  piquillo confitados, callos a la vizcaína con pata y morro, pierna de cabrito al vacío con puré de manzana especiado y verduras o steak tartare.
Postres caseros que son toda una tentación como su versión de la pantxineta, o de la tarta de queso con frutas del bosque, milhoja de crema pastelera y helado de queso y otras delicias entre las que te será difícil elegir. La bodega ha sido cuidadosamente seleccionada para armonizar con la sabrosa cocina de Barrenola.
Además, Larrea conserva en Barrenola las tradiciones vascas con su barra de pintxos fríos y calientes y platos de temporada para los fines de semana, ofreciendo además una variada carta de desayunos y meriendas.

Acceder a la web de Barrenola                 

Leer más
Mónica Gutiérrez-Aller G.
0 Comentarios

Quizás esto te guste

PAULINO de QUEVEDO, LA TRADICIÓN DE COMER BIEN

PAULINO de QUEVEDO, LA TRADICIÓN DE COMER BIEN



Paulino de Quevedo es ese restaurante donde todo aquél que va por primera vez se sorprende por lo excepcionalmente bien que se come a precios más que razonables en el corazón castizo de Madrid, una cocina honesta y cercana elaborada con excelentes materias primas y con todo el cariño y buen hacer de una casa de comidas de las de antes, no en vano era conocido hace unos años como “el Zalacaín de los pobres”.
Más de 60 años avalan el éxito de esta casa que en sus orígenes fue el sueño de los padres del actual propietario: Paulino y Paca, con mucho esfuerzo y un golpe de suerte, montaron un pequeño negocio en el que ofrecer lo que mejor sabían hacer, cocinar para hacer felices a sus clientes.
Actualmente Paulino (hijo) y su mujer Covadonga, -un matrimonio entrañable y apasionado de su oficio-, han sabido con humildad, cariño y honestidad, no sólo continuar con la tradición familiar, sino ampliar y modernizar el negocio para adaptarlo a los paladares de nuestra época, conservando toda la esencia y el calor de una casa de comidas en recetas que han evolucionado en su técnica, elaboración y presentación.
En un sorprendente local de la calle Jordán nos recibe una amplia zona de barra y mesas altas con paredes pintadas de azul intenso en las que tomar el aperitivo y disfrutar de su carta especial de pinchos (fríos y calientes), como los rollitos de bacalao rellenos de guacamole o la brocheta de croquetas de jamón ibérico con pimientos de Padrón, la cocina tradicional de Casa Paulino en la que no pueden faltar los callos de Paca en pan o la lasaña de morcilla,  y los pequeños platos con imaginación con sugerencias como la ensaladilla rusa con huevas de trucha o la chistorra con patatas revolconas.
Ya en la sala de Paulino una impresionante bodega vista, con destacadas referencias de diferentes denominaciones de origen, da paso a un espacio diáfano, cálido y acogedor de techos altos y vigas de madera que en tiempos fue una antigua carpintería, creando una atmósfera especial para disfrutar de esos platos aparentemente sencillos, guisos de toda la vida, escabeches, estofados y el toque personal de Paulino que algunos han bautizado como “cocina 2.0” y que, sin duda, engancha.
Una sugerente carta repleta de recetas tradicionales y otras que no lo son tanto para sorprender a todos los paladares: entrantes ideales para compartir como el gazpacho de cerezas con sardina ahumada, el conejo en escabeche de cítricos o el picadillo ibérico salteado con huevo de corral al vapor y confitura de naranja. Entre los pescados Paulino nos propone lomo de corvina a la sal con verduritas, filetes de lenguado rellenos de algas y gambas en papillote o la merluza de pincho con calçots y salsa romescu. Y para los más carnívoros,  pito de entraña de ternera con jugo al Jerez y trigueros, manitas de cerdo albardadas rellenas de setas y verduras con hinojo glaseado o el solomillo de choto a la parrilla con raviolis de foie, entre otros.
Los amantes de los postres lo tendrán difícil para elegir entre tantas dulces sugerencias: migas alcalaínas con chocolate especiado y helado de violetas, milhojas de mousse de albaricoque con helado de almendras o tarta fina de manzana con helado de sidra.
Además, Paulino organiza con regularidad en su salón tertulias, catas, presentaciones y reuniones que se han convertido en todo un foco de atención gastronómica en Madrid.


Leer más
Mónica Gutiérrez-Aller G.
0 Comentarios

Quizás esto te guste

[name=Mónica Gutiérrez-Aller García] [img=https://3.bp.blogspot.com/-7qZL8JBE_08/Wt2XRQg_xHI/AAAAAAAAFoU/IOQ5mpX9C9wY7B1TlxYcsAKPcLkOVTzpwCPcBGAYYCw/s1600/MonicaGastronomiaICO.png] [description=“Una de las mejores cosas de la vida es que debemos interrumpir regularmente cualquier labor y concentrarnos en la comida” - Luciano Pavarotti] (facebook=http://www.facebook.com/monica.gutierrezaller) (instagram=http://www.instagram.com/monicagastronomica/) (twitter=http://twitter.com/monicagastro)

¿Me sigues en instagram @monicagastronomica?