jueves, 21 de diciembre de 2017

CASA GADES: NUEVO PROYECTO GASTRO DE UNA LEYENDA



Texto by Mónica Gutiérrez-Aller


Sólo los valientes y los buenos profesionales se atreven a tomar las riendas de establecimientos emblemáticos como Casa Gades, y el chef Roberto González es, sin duda, uno de ellos, respetando la leyenda del mítico bailarín, y renovando de arriba abajo el espacio y también la cocina para adaptarse a la actualidad sin ningún complejo.

De aquél mítico lugar de encuentro y restaurante abierto por Antonio Gades en los 70 nos queda la anécdota de ser el  lugar en el que se redactó la conocida como “Constitución Gades”: año 1977, un equipo de juristas del Ministerio de la Presidencia recibieron el encargo de Adolfo Suárez de redactar un borrador constitucional, lo remitieron a Moncloa y lo celebraron con una comida en Casa Gades, conociéndose ese documento como la “Constitución de Gades”, enlazando el nombre del restaurante con el de la ciudad de Cádiz, cuna del constitucionalismo liberal español. Curioso, ¿no?.


Roberto González es ahora el propietario y jefe de cocina de Casa Gades, manteniendo la esencia del restaurante pero apostando por un cambio radical: fusión entre tradición y vanguardia, cocina de siempre pero con sugerencias divertidas y cuidadas, El chef es muy exigente con la materia prima, y ningún plato llega a la mesa si Roberto considera que no reúne la calidad que cada día busca en el mercado, una cualidad que es muy de agradecer por el cliente de esta casa que se está convirtiendo en un destino gourmet en el barrio de Chueca-Salesas.



Recetas originales y deliciosas, con personalidad y técnicas de vanguardia, como el  guiso de pulpo con papa canaria y mojo verde, carpaccio de presa ibérica, huevo a baja temperatura con tuétano y kokotxa de bacalao, ostra, pomelo y mango, arroz meloso de manitas y cigalas, entre otras suculentas sugerencias que acreditan la trayectoria de este chef con una larga experiencia a sus espaldas. Atención a un postre cuyo nombre lo dice todo, Delirio de chocolate, ya os podéis imaginar que resulta indispensable probarlo.


Complemento ideal una carta de vinos a precios razonables de diferentes denominaciones, tanto españolas como referencias de EE.UU. o Francia, espumosos y champagnes, que se irá renovando constantemente.

La entrada a Casa Gades me recuerda a un moderno bistró francés, pero también se respira cierto aire de patio andaluz: Paula Rosales del estudio More & Co se ha encargado de diseñar un espacio distribuido en dos luminosas plantas separadas por una escalera de forja negra que da acceso a seis espacios repartidos en diferentes alturas; espejos, lámparas redondas, suelos ajedrezados, mármol y madera son los elementos que consiguen crear un ambiente acogedor, relajado y cálido en el que disfrutar de una sugerente carta de tapeo o de una agradable comida o cena (precio medio 40 euros), además de un menú del día que cambia cada semana con 5 primeros y 5 segundos platos a elegir (15 euros) o medio menú (10 euros), ambos con aperitivo incluido.

Muy recomendable conocer Casa Gades y la deliciosa cocina de Roberto González, promete convertirse en una de las aperturas estrella de este otoño si es que no lo es ya!


Acceder a la web de Casa Gades                        

C/ Conde de Xiquena, 4, Madrid

Tlf. 91 531 26 37

Fotos propias y de Casa Gades

Si queréis que visite vuestro local gastro, podéis contactarme en monicagastronomica@gmail.com

martes, 19 de diciembre de 2017

CAFÉ DE ORIENTE: NAVIDAD DEDICADA A LA INFANCIA CON SU ÁRBOL DE LOS DESEOS



By Mónica Gutiérrez-Aller Gª.

El Café de Oriente un año más pone en marcha una acción solidaria, este año con la Fundación Theodora, que bien merece una visita.

El Café de Oriente, junto con la Fundación Theodora, ha organizado la campaña el Árbol de los Deseos: dicha campaña está destinada a los más pequeños con el objetivo de que la Navidad llegue al mayor número posible de niños.

El Árbol de los Deseos se basa en un árbol de Navidad colocado en el Café de Oriente donde los clientes podrán acercarse a colgar sus deseos escritos en estrellas. Además de colgar su deseo, podrán dejar también un pequeño donativo.

Junto con el Árbol de los Deseos, el Café tendrá entre sus postres, el tronco de Navidad, de cuya venta al público (7,50 euros) se destinará 1 euro por unidad a la Fundación.



La campaña termina con el menú especial de Reyes que ha diseñado el chef Roberto Hierro, y que se dará la noche del 5 de enero; por cada menú vendido, el Café de Oriente donará 1 euro a la Fundación. Con esto y con alguna sorpresa más que no podemos desvelar, la noche de Reyes es el colofón de una campaña que lo único que desea es conseguir más sonrisas para este 2018.

La Fundación Theodora es una organización sin ánimo de lucro de origen suizo, cuya misión es llevar ilusión a los niños, niñas y adolescentes hospitalizados. En España inicia su labor en el año 2000 y, actualmente, cuenta con Doctores Sonrisa, artistas hospitalarios, que visitan a los "im-pacientes" de 23 hospitales de toda España. Los Doctores Sonrisa son artistas profesionales con una experiencia escénica consolidada y que desarrollan sus habilidades y talentos para trabajar en el entorno hospitalario. Mediante el humor positivo y la escucha activa consiguen desdramatizar las situaciones difíciles que cada habitación o acompañamiento quirúrgico suponen.


Olé por iniciativas como esta, pongamos nuestro granito de arena.



Acceder a la web de Café de Oriente               

Plaza de Oriente, 2 Madrid

Tlf. 91 541 39 74
Fotos de Café de Oriente


Si queréis que visite vuestro local gastro, podéis contactarme en monicagastronomica@gmail.com

jueves, 14 de diciembre de 2017

ROCACHO: LA EXALTACIÓN DEL PRODUCTO


Texto by Mónica Gutiérrez-Aller

Rocacho es un restaurante con alma de asador, un asador moderno, elegante y cosmopolita en el que prima la acogedora sensación que proporciona una buena parrilla y una materia prima de calidad, no en vano algunas de sus carnes son del “templo” leonés “El Capricho” y los pescados de las míticas “Pescaderías Coruñesas”, amén de muy buenas verduras y ricos arroces que conviven con otros ingredientes de pura tendencia.



El concepto gastronómico de Rocacho es puro y limpio, centrándose en destacar precisamente, ese producto de calidad excelente, ampliando su carta a nuevos ingredientes como el kimchi, del que soy fan, un delicioso fermentado de Corea que sirve de acompañamiento a algunos arroces y platos principales, y ha sido integrado en recetas de temporada como los tacos de cangrejo de cáscara blanda con aguacate y emulsión de kimchi.
Exquisitos entrantes en los que se aprecia la buena mano en los fogones del chef Antonio Muro, como los buñuelos de cecina, croquetas, sardinas marinadas sobre sofrito de tomate y pesto con parmesano, anchoas del Cantábrico sobre pan de cristal con tomate o el rocacho de bacalao con ali oli.
Arroces y fideuás se hacen un hueco muy demandado en Rocacho, y se ven pasar paellas de suculento aspecto junto con apetecibles piezas de pescado como una merluza de pincho con su ajada, lomo de atún rojo, rodaballo a la brasa o el riquísimo pixín.

Otro punto fuerte es, sin duda, las carnes leonesas del ya legendario “El Capricho”: carpaccio de entrecot de buey madurado, steak tartare de buey, solomillo de vaca o la entraña de buey a la parrilla, en los que se aprecia, sin duda, las peculiares características de este renombrado restaurante. La parte dulce de la carta es también irresistible, pantxineta, tarta de queso o torrija de pan de leche con helado de turrón hacen las delicias de los más golosos.

Una bodega vista de hasta 50 referencias, tanto nacionales como internacionales, junto con la espectacular piedra (de ahí el nombre del restaurante, Roca-cho) que da vista a la cocina, son el eje central de una decoración muy cuidada, sin estridencias, en la que predominan los materiales nobles como el bronce y la madera, además de esa piedra atemporal.

A la entrada, una terraza acristalada acogedora y luminosa, conecta el restaurante con el exterior y lo inunda de luz natural, un espacio concebido para disfrutar de una copa o picoteo de manera más informal.
Rocacho consigue transmitir su idea principal y su proyecto: ofrecer al cliente el mejor producto preparado con elegancia, respetando el sabor natural de cada plato y subrayando la calidad de todos los ingredientes utilizados, motivo por el cual me permito recomendaros una visita que no os dejará indiferentes si os gusta comer bien, con un ticket medio sobre 60 euros.


Acceder a la web de Rocacho             

C/ Padre Damián, 38 Madrid

Tlf. 91 421 97 70
Fotos propias y de Rocacho

Si queréis que visite vuestro local gastro, podéis contactarme en monicagastronomica@gmail.com



martes, 12 de diciembre de 2017

AIRE RESTAURANTE LLEGA A CASA POR NAVIDAD



By Mónica Gutiérrez-Aller

Las navidades están al caer y la propuesta del restaurante Aire, primer restaurante especializado en aves en España como os contaba aquí y aquí , se pone más de actualidad nunca. Una mesa de Navidad en la que falte el foie o el tradicional asado de algún ave, parece que está incompleta.


Por eso, Aire restaurante te asegura esos platos que nunca quieres que falten en tus mesas de Navidad con la garantía de la mejor calidad y te los lleva hasta tu mesa para que sigas disfrutando de la mejor cocina en tan señaladas fechas:

TAKE AWAY AIRE



Entrantes para llevar volando....
(en cualquier momento y sin reservar con antelación)

Jamón de oca de Durazno (criada de manera sostenible) 9€/100gr
Jamón de pato Malliard francés 9€/100gr
Foie de pato francés curado a la sal y "aireado" 22€/100gr
(con crema casera de membrillo de temporada)

Especialidades de nuestra casa, para llevar a tu casa....
(Si nos das 1 hora, estará lista tu especialidad)

Coquelet marinado al cava y asado en Rottiserie con manteca de especias 16€/und
Codornices de Bresse al amontillado 19€/2und
Pato azulón en salsa de naranjas de la china y lacado en Rottiserie 24€/und

Guarniciones a elegir....

-Patatitas francesas confitadas en mantequilla de hierbas y Salsa provenzal de Aves nobles
-Manzana de Otoño asada y especiada, guiso de hongos y setas de temporada
-Boniato asado con Teriyaki

Asados especiales para eventos especiales
(48h de antelación, puedes pedirlas listas para servir o para terminarlo tú mismo en casa)

Coquelet relleno (2 personas) 27€/und
Pollo campero relleno (4 personas) 38€/und
Pularda Campera Gallega rellena (8personas) 120€/und
Capón relleno (10 personas) 180€/und
Pavo criado en semi-libertad relleno (12-14 personas) 220€/und

Rellenos a elegir....

-Boletus, puerros y patata asada en mantequilla de hierbas
-Papada ibérica, níscalos y manzana asada
-Foie, setas de temporada, higos y patata asada en mantequilla de hierbas


Acceder a la web de Aire         

C/ Orfila, 7, Madrid

Tlf. 91 170 42 28
Fotos propias y de Aire

Si queréis que visite vuestro local gastro, podéis contactarme en monicagastronomica@gmail.com

jueves, 7 de diciembre de 2017

SAN FRANCISCO: LA TRADICIÓN DE COMER RICO




Texto by Mónica Gutiérrez-Aller

Qué maravilla de sitios tenemos al ladito de Madrid y no nos damos cuenta porque nos dejamos llevar por las modas y las últimas aperturas; pues yo voto por revisitar restaurantes de esos que llamamos “de toda la vida” que han sabido adaptarse a los tiempos y reinventarse, ofreciendo siempre una cocina de calidad en la que el producto manda, como es el caso del restaurante SAN FRANCISCO, un emblema de la hostelería madrileña ubicado en plena naturaleza, en el Monte de El Pardo.

En sus orígenes San Francisco no era más que un merendero al uso de los tantos que abrieron en los años 50 en El Pardo, pero allá por 1980 Roberto Serrano, un profesional con una visión empresarial adelantada a su tiempo, y un trabajador apasionado de su oficio, actualizó y modernizó el restaurante hasta convertirlo en lo que es hoy; Roberto es el alma de SAN FRANCISCO, tanto que bien podían cambiar el nombre al restaurante y llamarlo "San Roberto", ya que gracias a su esfuerzo, tesón y trabajo, este espacio de nada menos que 5.500 m2 destaca entre toda la oferta de restauración de la capital por un servicio personalizado y por la honestidad en la preparación de sus platos.


Santo y seña de esta casa es la selección de la mejor materia prima para elaborar recetas de base tradicional pero con ese twist de modernidad que completa el sabor de cada plato: pescados traídos tres veces por semana de una de las lonjas más importantes, Vigo, carnes rojas procedentes del Bierzo y Lugo, hortalizas y verduras de la Ribera Navarra, hígados de pato frescos de granjas ecológicas de Lérida, legumbres de Tierra de Campos o jamón ibérico de bellota con D.O. Guijuelo-Salamanca, Extremadura y Jabugo.

De los platos que he probado tengo que destacar las ensaladas de SAN FRANCISCO, totalmente diferentes a otras, buenísima la de bogavante, rape, gambas y vinagreta de manzana, y la de mango, foie y almendras con vinagreta de mango; excelente el guiso de verdinas con gamba roja y rape, por no hablar de la lubina al horno con bilbaína, deliciosa, o el solomillo con foie y salsa de boletus, sin olvidarme de los amantes de los postres con un tiramisú realmente bueno.


Con todo ello, SAN FRANCISCO se ofrece como un acogedor restaurante para disfrutar de un almuerzo con amigos, cena íntima, reuniones de empresa o celebraciones familiares de esas que llamamos “BBC”, bodas, bautizos y comuniones, ya que dispone de varios salones y carpas con espectaculares cristaleras al jardín recién reformados, así como zonas ajardinadas para cocktails y recepciones además de animación infantil y parking privado.


La nueva generación Serrano dirige con éxito desde hace un par de años, en el barrio de Las Tablas, un moderno asador que es ya todo un referente de la cocina vasco-navarra, La Barra de Pelotari del que os hablé aquí  

A ello hay que añadir la gestión del Palacio de Galápagos en la provincia de Guadalajara, un antiguo palacete renacentista para celebraciones familiares y eventos de empresa; y una nueva línea de negocio, el Catering San Francisco, para servir a sus clientes la misma materia prima donde ellos deseen.

Una oferta gastronómica que merece mucho la pena conocer o revisitar, una agradable y suculenta experiencia que desde aquí os recomiendo.



Acceder a la web de San Francisco                 

Ctra. Cristo de el Pardo, s/n. El Pardo (Madrid)

Tlf. 91 376 07 52
Fotos propias y de San Francisco

Si queréis que visite vuestro local gastro, podéis contactarme en monicagastronomica@gmail.com

lunes, 4 de diciembre de 2017

RUBAIYAT ESTRENA TEMPORADA DE FEIJOADA Y NUEVO INTERIORISMO



By Mónica Gutiérrez-Aller

Entra de lleno el otoño y, con él, llega al restaurante Rubaiyat Madrid la tradicional “feijoada” que se incorpora en estas fechas a su propuesta gastronómica. El plato nacional de Brasil, proveniente de los esclavos de la época colonial, alcanza aquí su máxima expresión cada sábado, desde hace 9 años, habiéndose convertido en un clásico de la capital y en una cita que se anota en las agendas de la clientela habitual.





La “feijoada” tiene como protagonistas los frijoles o judías pintas con arroz. Se acompañan de una variedad de excelentes carnes de cerdo, chorizos, salchichas, solomillo, lomo adobado, chuletas, manitas, lengua, rabo y  “farofa” (otra clásica receta a base de harina de mandioca, huevos, carne seca y perejil). En Rubaiyat todo ello se termina de cocinar en vivo en cazuelas de cobre a la vista de los comensales, que pueden servirse a voluntad  acudiendo al centro de la sala, donde se sitúa esta contundente y humeante estación repleta de sabores y colores, única en España. Su precio es de 27,50 euros por adulto y 15 por niño.


Precisamente la sala se renueva esta temporada: el artífice del cambio de interiorismo ha sido el estudio  The Warehouse Design, encabezado por Alberto Zarza, que ha dado un giro a su imagen sin perder el toque que distingue a los nueve restaurantes de Rubaiyat en todo el mundo. La entrada ha cambiado y se sitúa ahora en la misma calle Juan Ramón Jiménez 37, aportando una mayor visibilidad. Nada más cruzar sus puertas, nos recibe una gran barra para esperar tomando alguno de sus nuevos y creativos cócteles, diseñados por el “bartender” Francisco Costa, otro fichaje del grupo. 



Los colores han sido especialmente cuidados y seleccionados: blancos, grises, tierras y azules, proporcionan  equilibrio y coherencia al ambiente . Aparecen nuevas zonas donde grandes sofás y vegetación aportan un toque distintivo y acogedor, acompañado al mismo tiempo de un diseño ecléctico muy actual.

Junto con la “feijoada” de siempre, Mariana Argeoli, la nueva chef del restaurante, asesorada por el recién estrenado cocinero ejecutivo del grupo a nivel internacional, el renombrado Daniel Redondo, ha agregado deliciosos platos estacionales para el otoño en la carta. Algunos de ellos suenan tan bien como saben, y son el bogavante con parmentier de patata y trompetas de la muerte; la crema de calabaza con vieiras y fruta de la pasión; los pinchos de sobrasada y queso manchego al horno; o el pulpo en la brasa con aceite de picada, puré de batata y cebolla asada.





Además del menu que Rubaiyat ofreció el pasado 23 de noviembre para celebrar el día  de Acción de Gracias del que os hablé aqui , el restaurante cuenta también con excelentes menús para grupos de cara a las comidas previas a Navidad (a partir de 39 euros), así como una fantástica propuesta para la noche de Fin de Año, muy basada en todos estos nuevos platos, a un precio de 165 euros.



Acceder a la web de Rubaiyat             

C/ Juan Ramón Jiménez, 37 Madrid

Tlf. 91 359 10 00
Fotos de Rubaiyat



Si queréis que visite vuestro local gastro, podéis contactarme en monicagastronomica@gmail.com


jueves, 30 de noviembre de 2017

XANVERÍ BY CÉSAR ANCA: EL CHEF VUELVE AL BARRIO



Texto by Mónica Gutiérrez-Aller

Xanverí hace honor, -con su nombre y su fonética-, al barrio en el que se ubica, pero con ese punto vamos a decir castizo y cariñosamente chulesco, de cambiar las letras para que suene igual al pronunciarlo, todo un original golpe de efecto que deja adivinar el espíritu emprendedor y único de mi admirado César Anca, este chef madrileño afincado durante años en Alicante que vuelve a su querido barrio para ofrecernos momentos de felicidad gastronómica.




César creció entre los fogones de su abuela, así que inevitablemente y con pasión estudió hostelería y se formó en restaurantes de renombre, abriendo su propio restaurante en Alicante hace ya 20 años en el que desarrolló con éxito su personal concepto de cocina en una tierra plagada de arrocerías tradicionales.

Pero dicen que los madrileños que se van siempre vuelven a su tierra, por lo que Xanverí nace, -en palabras del propio chef-, para “poder expresar toda la fuerza de Madrid y la sutileza del Mediterráneo, a través de una interpretación actualizada de la cocina tradicional que rinde homenaje a las raíces gastronómicas de estas dos ciudades, elaborando una cocina de mercado que se reinventa en cada receta, potenciando la intensidad de los sabores;

A través de los nada menos que seis apartados de la carta, Anca nos deleita con propuestas de clara influencia mediterránea como la exquisita alcachofa de Almoradi rellena de guiso de chipirones o la atractiva y gustosa selección de “arroces robados” en cuya elaboración se emplea agua del Mediterráneo y ñora picada, al gusto alicantino, a los que César ha decidido añadir otros arroces en los que ya está trabajando;


César no pierde de vista su querido Madrid, con platos como el tigre “a nuestra manera”, una particular elaboración del mejillón con suave emulsión de bechamel, en la que hay que meter la cuchara “hasta el fondo” y disfrutar del intenso sabor, o los callos de bacalao con pochas blancas de Navarra, una muy personal recreación de los clásicos callos madrileños.

La parte dulce de la carta no podía ser menos y uno de los símbolos de Madrid se transforma en un delicioso helado de violetas que acompaña a los canutillos rellenos de mousse de queso; César rescata una receta casi olvidada de nuestro país vecino, el “pan perdido”, un postre que merendaban los niños franceses y que se prepara con brioche, helado de mantecado y chocolate caliente, ideal para acompañar el café 100% Arábica y ecológico.


La decoración de Xanverí  está plagada de sutiles referencias a la simbología de las dos ciudades que le han robado el corazón a César, Madrid y Alicante, el atelier de diseño Estudi(H)ac se ha encargado de fusionar el espíritu del barrio de Chamberí y la ciudad portuaria en la que el chef ha desarrollado su trayectoria profesional: la entrada del restaurante está presidida por un espectacular mosaico que recrea los azulejos del paseo marítimo de Alicante, y por una impresionante lámpara en forma de chispa, en alusión al gremio de la metalurgia asentado en sus orígenes en Chamberí. Claveles, esculturas de gato y una serie de ilustraciones homenajean y representan personajes ilustres de este castizo barrio, como Enrique Tierno Galván, Joaquín Sorolla o Carmen de Burgos entre otros.

Muy llamativo el tan de moda estampado “pata de gallo que ilustra las paredes no sólo del reservado “Chispero VIP”, sino que también se convierte en un moderno neón que preside el “rincón de instagram”, en el que hacerse la foto de rigor para los que somos fans de esta red social y que no pasa desapercibido a ningún cliente. 

Enhorabuena a Zésar Anka (si me permite el paralelismo) por su Xanverí gastronómico y castizo, y por sus “robados” alicantinos, él también nos ha robado el “corazón” con su deliciosa cocina.



C/ Zurbarán, 18, Madrid

Tlf. 91 057 77 33
Fotos propias y de Xanverí

Si queréis que visite vuestro local gastro, podéis contactarme en monicagastronomica@gmail.com

martes, 28 de noviembre de 2017

AIRE: UN PASEO GASTRONÓMICO POR LAS NUBES



Texto by Mónica Gutiérrez-Aller

Aire es una de mis debilidades gastronómicas como ya os contaba aquí así que no he tardado en repetir experiencia para probar los nuevos platos creados por Gonzalo Hierro, chef ejecutivo del proyecto Los 4 Elementos, y por Mario Scheffer, el chef de Aire.


Ya sabréis que Aire es el primero de los restaurantes de este gran proyecto fruto de la imaginación y el trabajo de Ignacio González-Haba y Erika Feldman, el tándem perfecto para llevar a cabo una sorprendente idea de la gastronomía y el disfrute; el segundo ha sido Fuego, que también he visitado y del que me declaro fan número uno, lo podéis leer aquí      
A estos restaurantes se unirán otros dos próximamente, Tierra y Agua, ¡deseando conocerlos!

En Aire el hilo conductor, como no podía ser de otra manera, son las aves, el hábitat de la volaterie, aplicando técnicas ancestrales de cocina a pollos, patos, ocas, pichones y perdices, pero con elaboraciones inesperadas, actuales y creativas, como ceviches, tartares, escabeches, marinados e incluso shabu-shabu.

La combinación de sabores y texturas de cada plato, unidos a la calidad del producto y a la imaginación del chef es soberbia, platos de curiosa elaboración y acertada mezcla de sabores, una cocina que es pura artesanía, como le gusta definirse a Gonzalo Hierro, un artesano de la gastronomía.

Prueba de ello platos como el mollete antequerano relleno de oca,  la perdiz de Las Landas cocinada al momento en escabeche de aves nobles y verduras de la huerta, las tres secuencias del pichón de sangre en su hábitat, tartare de pato de los Gers con helado de mostaza o los huevos de pata, sí, de patA, criadas en libertad, como todas las aves que llegan a la cocina de Aire, que disfrutan de una crianza natural y saludable. No puedo olvidarme del foie casero, una elaboración que en Aire cobra otra dimensión y que es (casi) obligatorio pedir, convirtiéndose ya en uno de sus platos estrella.

Por cierto, además de la carta Aire ofrece una nueva zona de raciones y picoteo en la parte baja del restaurante, una forma más desenfadada y rápida de probar sus platos.


La decoración del restaurante no podía ir más acorde con su filosofía, encargándose de ello el propio Ignacio González-Haba con aportaciones de Federica Barbaranelli (Federica & Co.), creando una atmósfera mágica que nos traslada a la aventura gastronómica que Aire propone: cristalería de Sèvres, vajilla de Puente del Arzobispo, cuchillos de Laguiole y servilletas de hilo natural con bordados de Lagartera.

Si antes me gustaba Aire, ahora ya me ha conquistado for ever and ever, Gonzalo y Mario, siempre sorprendiendo con nuevas elaboraciones, queda pendiente otra visita para repetir esas exquisitas chacinas aéreas. Si buscáis personalidad en la cocina, Aire es vuestro restaurante.

Acceder a la web de Aire         

C/ Orfila, 7, Madrid

Tlf. 91 170 42 28
Fotos propias y de Aire

Si queréis que visite vuestro local gastro, podéis contactarme en monicagastronomica@gmail.com