Theme Layout

Boxed or Wide or Framed

Theme Translation

Display Featured Slider

Featured Slider Styles

[Boxedwidth]

Display Grid Slider

Grid Slider Styles

Display Trending Posts

Display Author Bio

Display Instagram Footer

Dark or Light Style

Con la tecnología de Blogger.

Top Menu

Stay Connected

Viral

Popular Posts

ECHAURREN HOTEL GASTRONÓMICO: ECHAURREN FELICIDAD GASTRONÓMICA




Texto by Mónica Gutiérrez-Aller

Echaurren es un hotel gastronómico miembro de la prestigiosa cadena Relais & Châteaux, un  hotel con historia, con alma, con tradición y vanguardia en un mismo espacio, un sitio de esos de los que no te quieres ir, situado en la localidad riojana de Ezcaray, uno de los pueblos con más encanto de nuestro país, rodeado de campo y montaña que crean una atmósfera mágica.



La historia de Echaurren se remonta al siglo XVII, y es la historia de una familia dedicada en cuerpo y alma a satisfacer a sus clientes, a hacerles felices, una historia que el propio chef Francis Paniego nos cuenta con orgullo en una deliciosa conversación de dos horas, desde aquí le agradezco su generosidad al dedicarnos su tiempo con todo el cariño: Echaurren comenzó su trayectoria como parada de postas fundada por Pedro Echaurren y su mujer Andrea para satisfacer las necesidades de los viajeros, y allá por 1957 su sobrina nieta, Marisa Sánchez, -madre de Francis- pone en el mapa gastronómico este restaurante gracias a su apasionada revisión del recetario tradicional riojano que le valió en 1987 el Premio Nacional de Gastronomía al Mejor Jefe de Cocina.

Su hijo Francis, el menor de cinco hermanos, creció entre fogones, impregnándose de esa tradición, de esa hospitalidad en atender al cliente, de ese trabajo diario haciendo del producto “kilómetro cero” la mejor de las recetas, un trabajo duro y sacrificado, sí, pero que Paniego sentía le aportaba enormes satisfacciones; tras una admirable formación con los mejores cocineros tanto en Francia como en España, con Pedro Larumbe, Arzak, el Akelarre de Subijana, El Bulli, o Zalacaín, decidió seguir los pasos familiares y comenzó a cocinar sus propias recetas en Echaurren, a la par que su madre seguía con su cocina tradicional, Francis Paniego aportaba creatividad, frescura, sofisticación  y una coherente imaginación ilimitada, tanto es así que le propuso a sus padres separar ambos conceptos, y así nació en el año 2002 “El Portal de Echaurren”, llegando la primera estrella Michelín en el 2004, y una muy merecida segunda estrella en el año 2013, además de conseguir en 2012, 25 años después que su madre, el Premio Nacional de Gastronomía al Mejor Jefe de Cocina.

Durante ese periodo de tiempo comenzó a tomar forma la transformación integral del hotel Echaurren, y así en 2009 el estudio de arquitectos Picado de Blas fueron los encargados de llevar a cabo la reforma porque, en palabras de Paniego, “son arquitectos que hablan de cocina”, y han conseguido trasladar la vanguardia de los fogones al espacio del hotel, logrando un prodigio de la arquitectura moderna: maderas recicladas, materiales no contaminantes, líneas rectas y depuradas, tonos neutros, blancos y madera, salpicados por pinceladas de colores cálidos, vivos y alegres en los textiles y las sillas.


En la actualidad el Hotel Echaurren acoge esos dos tipos de cocina en diferentes espacios perfectamente conjugados para disfrutar de la cocina local: el restaurante Tradición que sirve las especialidades de Marisa, desde sus ya míticas y jugosísimas croquetas, hasta sus guisos caseros como las alubias rojas con sus sacramentos, purrusalda de verduras, cangrejos de río o la carrillera de ternera;

y El Portal (que debe su nombre a que en sus orígenes se entraba por el único portal al restaurante), en el que Francis Paniego realiza una cocina merecedora de esas dos estrellas Michelín muy trabajadas, muy pensados, una cocina llena de sentido común, de sensibilidad, en la que plasma sus impresiones de la memoria, del entorno, y aplica la técnica en su justa medida, diseñando dos diferentes menús degustación: “Tierra”, en el que se recorren los diez kilómetros de naturaleza que rodean el restaurante y por la infancia, las influencias y la experiencia vital y profesional del chef, y el menú “Entrañas”, en el que se cocina la esencia de algunos animales de los que normalmente sólo comemos sus músculos, hablamos de casquería: entrañas, vísceras, entresijos y asaduras, achuras y despojos.


Enumerar cada pase de estos menús sería casi pecado, no me gusta revelar el factor sorpresa con el que cada comensal contamos cuando acudimos por primera vez a un templo de la cocina como El  Portal, pero no me puedo resistir a recordar algunos bocados memorables de Paniego, elaboraciones sorprendentes por coherencia, como la Hierba Fresca o comerse una pradera de alta montaña, los deliciosos espárragos verdes con caviar imperial y mahonesa de perrechicos, la espectacular cigala y pil pil de nueces de Ezcaray, el increíble parfait de higaditos de pollo con virutas de alcachofa y pan, ese homenaje a las alubias rojas o caparrones de la tierra, y esos morros glaseados sobre una muselina de patatas y hortalizas…

Un apetecible carro de quesos precede la parte dulce del menú, una recración de la repostería riojana, unos postres mágicos e imaginativos, terminando con petit fours inspirados en la naturaleza que rodea Ezcaray.

Una cena armonizada elegantemente por un equipo de jóvenes profesionales integrados a la perfección en la filosofía de El Portal de Echaurren: discretos y eficaces, cercanos y profesionales, apasionados de las cosas bien hechas y de la buena gastronomía.


Esta magnífica oferta gastronómica se completa con un coqueto gastrobar E-Tapas en el que Picado y de Blas han conservado los tapices Toile de Jouy, para una comida más informal o un picoteo en el aperitivo, con una cálida chimenea de leña y abierto durante el día a una terraza ajardinada con setas y mantas para disfrutarla incluso en invierno. Para los amantes del esquí como yo, está todo pensado, y un cuarto comedor el Bistró El Comilón, ofrece durante los fines de semana una carta sencilla a base de arroces, pasta y guisos tradicionales.

Echaurren es una experiencia gastronómica redonda, el placer del disfrute relajado y conexión con el entorno mágico de Ezcaray, vanguardia integrada en las tradiciones y la naturaleza, una visita inolvidable de lo más recomendable.





C/ Padre José García, 19. Ezcaray (La Rioja)

Tlf. 941 354     047

Fotos propias y de Echaurren


Si queréis que visite vuestro local gastro, podéis contactarme en monicagastronomica@gmail.com
Mónica Gutiérrez-Aller G.
0 Comentarios
Compártelo:

Puede que esto te guste

No hay comentarios:

Publicar un comentario

[name=Mónica Gutiérrez-Aller García] [img=https://3.bp.blogspot.com/-7qZL8JBE_08/Wt2XRQg_xHI/AAAAAAAAFoU/IOQ5mpX9C9wY7B1TlxYcsAKPcLkOVTzpwCPcBGAYYCw/s1600/MonicaGastronomiaICO.png] [description=“Una de las mejores cosas de la vida es que debemos interrumpir regularmente cualquier labor y concentrarnos en la comida” - Luciano Pavarotti] (facebook=http://www.facebook.com/monica.gutierrezaller) (instagram=http://www.instagram.com/monicagastronomica/) (twitter=http://twitter.com/monicagastro)

¿Me sigues en instagram @monicagastronomica?