Theme Layout

Boxed or Wide or Framed

Theme Translation

Display Featured Slider

Featured Slider Styles

[Boxedwidth]

Display Grid Slider

Grid Slider Styles

Display Trending Posts

Display Author Bio

Display Instagram Footer

Dark or Light Style

Con la tecnología de Blogger.

Top Menu

Stay Connected

Viral

Popular Posts

BURGUNDY: LOS FOGONES AL SERVICIO DEL BUEN VINO




Texto by Mónica Gutiérrez-Aller

Burgundy es Borgoña, esa región francesa que todos asociamos con la elaboración de vinos al más alto nivel, por lo que el nombre de este nuevo restaurante no podía estar mejor elegido: un concepto de gastronomía que gira en torno al atractivo e infinito mundo del vino.

Los socios del conocido grupo En Copa de Balón, con una larga y exitosa trayectoria en la venta y distribución de vinos en España, confirman con Burgundy su apuesta por la gastronomía tras la buena acogida de sus restaurantes en zonas residenciales de Madrid como El Soto de La Moraleja, Aravaca o La Finca en Pozuelo.

En Burgundy se pueden probar unas 300 referencias nada menos, dirigido tanto a los amantes y conocedores del vino como a los que simplemente disfrutamos descubriendo, aprendiendo y saboreando los distintos caldos acompañados de una buena carta y buena compañía, y todos a un precio casi de distribución, por debajo de otros establecimientos hosteleros y respetando al bodeguero.


Asesorado en esta primera etapa por el conocido chef David Marcano, -que tiene su propio restaurante “Marcano” en la zona de Retiro-, Burgundy presenta una cocina de corte tradicional y  una pizca de innovación que le viene fenomenal, basada en su forma de entender la gastronomía: producto de temporada, primera calidad en la materia prima y largas cocciones.

Entrantes ideales para compartir tanto en su apartado más vanguardista, como gunkan con zamburiña y tobiko, sashimi de mero con wasabi fresco, ceviche de corvina salvaje con boniato, o gyozas de corzo (David Marcano dirigió los fogones de “Goizeko Wellington” durante ocho años), como en recetas más tradicionales, ensaladilla rusa con patata rallada y bonito marinado con vinagre de txakolí, terrina de foie casero con peras cocinadas a baja temperatura (Juan Mari Arzak ha sido el mentor de David).

Entre los platos principales sin duda tengo que destacar el espectacular jarrete de ternera blanca, en el que Marcano acredita su gusto por los fondos lentos, elaborado tras una larga cocción de 54 horas y crema patata trufada. Además se ofrece en carta pescados frescos que varían según el mercado, un arroz seco marinero cuyo protagonista es el producto o el guiso de pata y morro con callos y salsa madrileña.


Panes y postres caseros como el flan de queso con fruta o la torrija de pan brioche empapado en leche, adictivos para los dulceros, terminan una carta repleta de sugerencias para todos los paladares, y sobre todo, para acompañar, maridar y armonizar a la perfección la inagotable y sugerente bodega de Burgundy.


Y hablando de vinos, a la cabeza de un solícito y amable equipo, un magnífico sumiller y jefe de sala, Iván, uno de esos profesionales que todo buen restaurante querría tener; Iván posee esa sensibilidad para elegir acertando, para percibir la personalidad del comensal y armonizar los platos con el vino que mejor le acompaña, sin duda, hay que ponerse en sus manos para probar una selección de lo que para mí son “rarezas” enológicas, y para los enófilos son joyas a precios imbatibles. Muy interesante opción la de llevarse a casa la botella descorchada que no se haya terminado en un cuidado packaging.


Burgundy ocupa el local del que fuera hace unos años el restaurante “Caray”, en el anexo al hotel de lujo Gran Meliá Fénix, pero no es un “restaurante de hotel”, nada que ver, tiene su propia entrada desde la calle Hermosilla (prácticamente al lado de la emblemática Plaza Colón). Un espacio decorado con gusto y clase, “sofisticado sin pretensiones, que reinterpreta el estilo africano a la manera neoyorkina”, según nos cuenta la interiorista Marta Auyanet.


Dos zonas diferenciadas, una más informal nada más entrar presidida por una impresionante barra circular en torno a la cual se disponen bancadas y mesas altas con una carta de bocados divertidos y apetecibles también diseñados  por Marcano (ibéricos, croquetas, tacos y pinchos) y vino por copas; y si seguimos caminando junto a los jarrones de cabezudos sicilianos, nos encontramos la elegante sala principal, revestida de espejos en espiga a modo de botelleros, murales botánicos, telas cosmopolitas y un  espectacular y luminoso mueble expositor que ocupa todo el fondo del local.

Desde aquí apuesto por Burgundy, un proyecto gastronómico diferente, en el que prima la dedicación a la cultura enológica en perfecta armonía con una sugerente y apetecible cocina de sabores, un restaurante en el que se cuida al máximo la calidad.



Acceder a la web de Burgundy           

C/ Hermosilla, 2, Madrid

Tlf. 91 485 78 01

Fotos propias y de Burgundy

Si queréis que visite vuestro local gastro, podéis contactarme en monicagastronomica@gmail.com


Mónica Gutiérrez-Aller García
0 Comentarios
Compártelo:

Puede que esto te guste

No hay comentarios:

Publicar un comentario

[name=Mónica Gutiérrez-Aller García] [img=https://pbs.twimg.com/profile_images/939236315287228418/mG5YGZ75_400x400.jpg] [description=“Una de las mejores cosas de la vida es que debemos interrumpir regularmente cualquier labor y concentrarnos en la comida” - Luciano Pavarotti] (facebook=http://www.facebook.com/monica.gutierrezaller) (instagram=http://www.instagram.com/monicagastronomica/) (twitter=http://twitter.com/monicagastro)

¿Me sigues en instagram @monicagastronomica?